Inicio > Blog > Consejos para aprender inglés siendo adulto
consejos ingles adultos

Existe una afirmación muy extendida acerca de que la mejor edad para aprender un nuevo idioma es durante la infancia algo que, aunque no está falto de razón porque los niños absorben mejor los nuevos sonidos y entonaciones, no quiere decir que a edades adultas no sea factible adquirir habilidades para aprender inglés, o cualquier otra lengua. De hecho, con este público en nuestra academia en Andújar ofrecemos herramientas y técnicas distintas que no son posibles de aplicar con niños y jóvenes.

Bien es cierto que el tiempo suele ser un obstáculo para aprender un nuevo idioma, pues la rutina del trabajo impide realizar algunas tareas que son necesarias, pero también es verdad que no hay motivación mejor para aprender algo nuevo que hacerlo por propia elección, y no obligado por cuestiones laborales o requisitos académicos. En este sentido, las motivaciones para acercarse al inglés a edad adulta son, por ejemplo, el deseo de acercarse a un idioma poco conocido; el interés por conseguir unas nociones básicas para poder desenvolverse con cierta soltura a la hora de realizar algún viaje; o para mejorar el nivel ya adquirido previamente.

Consejos prácticos

Aprender un nuevo idioma a edad adulta no es tan difícil como muchos creen. Si ese es tu deseo, desde nuestra experiencia como academia de inglés en Andújar hemos recopilado una serie de consejos para ayudarte con esta tarea.

Estar convencido/a: aprender un nuevo idioma no es tarea fácil, sobre todo si se quiere adquirir cierta soltura, por lo que se requiere esfuerzo y compromiso por parte del alumno. Si no lo tienes claro, seguramente termines abandonando más tarde que temprano.

Pierde la vergüenza: hay que perder el miedo al ridículo y a equivocarse, sin duda, uno de los grandes obstáculos que provoca que muchos adultos no consigan una pronunciación correcta y fluida. ¡No hay aprendizaje sin errores!

Observa continuamente: muchos expertos recomiendan observar la pronunciación de otras personas (los profesores en este caso) para pulir errores y aprender a enunciar las palabras correctamente y conseguir mayor soltura. Hay que tener en cuenta que la pronunciación no es solo un acto mental, sino también físico.

Practica una y mil veces: otra de las claves para aprender un idioma es practicarlo casi continuamente. En este sentido, es más que recomendable adquirir rutinas para hablar, leer o escuchar inglés en nuestro día a día como, por ejemplo, leyendo un libro, viendo alguna película o serie extranjeras, etc. Otro truco es hablarte a ti mismo, frente a un espejo, o conversar con otros compañeros de clase.

Aplica el inglés en tu día a día:  como ya hemos señalado en el punto anterior, el secreto del éxito es familiarizarte con la nueva lengua hasta integrarla en tu rutina diaria y en tus hobbies.  Buenas prácticas son, por ejemplo, leer artículos o libros sobre temas que te interesen o navegar por sitios webs extranjeros presentes en internet (diarios digitales, foros…).

Para terminar, si hemos despertado tu inquietud para acercarte a este idioma tan universal, recuerda que Centro de Estudios Élite contamos con un grupo de inglés especialmente diseñado para adultos. Si quieres apuntarte, ¡contáctanos!