Inicio > Blog > Consejos para acertar al elegir tu futuro profesional
academia andujar consejos futuro

En estas fechas del calendario son muchos los estudiantes de segundo de bachillerato que están reflexionando acerca de su futuro académico para el próximo año, sobre todo, si aún no tienen decido el camino profesional por el que quieren dirigirse, algo muy frecuente como lo demuestra el hecho de que cada año sean muchos los alumnos de nuestra academia en Andújar que nos piden consejo.

Aunque aún queda por delante superar la selectividad (o los exámenes finales), los estudiantes tienen que tomar una de las decisiones más importantes de sus vidas. A menudo, las dudas surgen entre apostar por una carrera (o ciclo de formación profesional) que cuenta con numerosas salidas profesionales o hacerlo por aquella que más sintoniza con la vocación que se tiene clara.

Un “examen” de tres fases fundamentales

Si estás en el caso de no tenerlo aún muy claro, o es tu hij@ el que sufre esta situación, desde Centro de Estudios Élite recomendamos hacer un pequeño examen de tres fases que seguro que ayudan a aclarar el futuro.

Primero, hay que preguntarse por las actividades que te gusta desarrollar; por el ambiente de estudio que sintoniza más con tu forma de ser y los aspectos que más valorarías en un supuesto puesto de trabajo. En segundo lugar, una vez que se tenga claro el perfil y la orientación del ámbito que resulta más atractivo, hay que buscar las distintas carreras que más se acercan a él. En este punto se trata de buscar todas las opciones que sean posible, cuanto más mejor. ¡No te limites! Por último, con la relación de posibles carreras o ciclos sobre la mesa, es cuestión de puntuarlas una a una en función de tus gustos, aptitudes u otros aspectos como notas de corte o posibilidad de desplazamiento. Lo ideas es terminar esta fase con dos o tres para que la decisión final sea mucho más fácil.

Y si aún no lo tienes claro, sigue este decálogo  

1.- Fortalezas y debilidades. Conocerte a fondo a ti mismo es imprescindible para acertar. Reflexiona en profundidad sobre tus capacidades y habilidades más destacadas. Si aún no la tienes clara tu vocación profesional, recurre a alguien que pueda ayudarte a descubrirla. En nuestra academia en Andújar podemos aconsejarte sin ningún tipo de compromiso.

2.- Cuanto más información, mejor. No dudes en buscar todos los detalles posibles sobre las carreras que te gustan: asignaturas obligatorias, centros donde se imparte, duración, coste… ¡No te quedes sin ninguna duda! Afortunadamente, gracias a las nuevas tecnologías podrás entrar en contacto con grupos de alumnos de dichas carreras que seguro que no tienen ningún problema en contestar a todas tus preguntas.

3.- El mercado laboral. Tampoco se puede perder de vista la situación del mercado laboral, pues siempre resulta muy frustrante estudiar una carrera o ciclo determinado para luego ejercer una profesión distinta a la que se pretendía. Conocer las salidas profesionales, los sueldos y la demanda de mano de obra también es importante, aunque no debe ser nunca un factor determinante para la elección.

4.- Combina tus gustos y habilidades con la realidad. Este es un consejo clave, pues muchas veces hay que apostar por una carrera que, aunque no te apasione del todo, pueda tener más salidas profesionales que aquella de la que estás enamorado. Ojo, eso no debe significar que no te guste la elección que hayas escogido. ¡Cuidado!

5.- Busca ayuda profesional. Acude a las ferias de información que suelen organizar las universidades; busca consejo en profesionales de orientación e, incluso, contacta con profesionales que ya estén ejerciendo esa profesión que te gusta.

6.- Tuya es la decisión. Aunque puedes buscar ayuda exterior, la decisión debe ser solamente tuya. Recuerda que es una de las más importantes. Tómate el tiempo que necesites.

7.- No hay una sola opción. A menudo hay carreras que tienen muchas semejanzas y que nacen de una misma rama. Un ejemplo de ello son los estudios sanitarios. La clave es descubrir que quizá no exista una única vocación en tu cabeza y que puedes desarrollar adecuadamente varias carreras.

8.- Piensa en la especialización. Si optas por una carrera con salidas profesionales no muy claras, piensa que quizá tengas que prolongar algún tiempo más tus estudios para conseguir una especialización que te haga diferenciarte del resto.

9.- Estudia las notas de corte por cada centro. Por suerte o por desgracia, muchas veces la última palabra la tiene la nota de selectividad. Aunque siempre se debe buscar la máxima puntuación, hay que manejar diversas alternativas sobre la carrera que deseas, pues quizá tengas que estudiarla en un centro alejado de tu domicilio.

10.- Una decisión muy personal. Aunque la salida profesional sean un factor importante, recuerda aquella frase que afirma que una de las mayores suertes es trabajar de lo que a uno le gusta, porque así nunca tendrá que trabajar. Más allá de servir para tu subsistencia, el trabajo es un medio para el desarrollo personal.

¡Mucha suerte con tu elección!