Inicio > Blog > El juego y su valor en la enseñanza
juego valor ensenanza

Aprender idiomas desde pequeños es fundamental ya que es más fácil adquirir los conocimientos y esa soltura necesaria en edades tempranas. Según los especialistas, durante los cuatro primeros años de vida es cuando se generan más conexiones neuronales, por lo cual el cerebro adquiere información más fácilmente y tiene los estímulos más activos. Además, la enseñanza de un segundo idioma en la infancia es positiva ya que el niño lo interioriza de manera natural. El proceso a seguir en el aprendizaje debe ser primero escuchando, a continuación comprendiendo, luego hablando y por último, leyendo y escribiendo, tal y como lo hacemos con nuestra lengua materna.

Sin embargo, ya que al fin y al cabo son niños, el aprendizaje se debe presentar como algo divertido y ameno mediante juegos y dinámicas de grupo en las que puedan practicar mientras hacen nuevas amistades. Gracias a este sistema de enseñanza, que llevamos desarrollando en nuestra academia de inglés en Andújar, los niños verán de manera positiva y atractiva el estudio de otras lenguas.

¿Cuáles son las principales ventajas de aprender idiomas desde pequeños?

  • Beneficios cognitivos (creatividad, memoria, multitarea, resolución de problemas…)
  • Mejor rendimiento académico
  • Mayor nivel cultural
  • Mejor lingüística
  • Mentalidad abierta y pérdida de prejuicios
  • Ventajas para el futuro
  • Ayuda a la autoestima
  • Mayor facilidad para aprender otros idiomas

Como ya hemos señalado, aprender mediante actividades lúdicas ayuda a que los niños se expresen mejor, sean más creativos, sepan desenvolverse mejor ante problemas y además interaccionen con otros niños, mejorando así sus relaciones interpersonales. Es por ello que enseñar mediante diferentes actividades ayuda a la mejora de la atención, a comprender y cumplir las distintas reglas, y en general, a una convivencia agradable con el resto de niños.

Las actividades didácticas se pueden realizar en grupo o de modo individual. En el primer caso, se trabaja indirectamente la resolución de conflictos, se potencia la actividad en equipo y los roles. En el segundo, se potencia, sobre todo, las habilidades y destrezas individuales del niño. Así, una clase aburrida puede transformarse en un lugar divertido si se incluyen juegos y trabajo en equipo, en los que los niños puedan entretenerse y pasar un buen rato mientras aprenden.

Por estas razones, nuestro campus de verano en Andújar está lleno de actividades didácticas adaptadas a las distintas edades. De esta manera, los niños disfrutan de sus deportes y juegos favoritos en otro idioma mientras lo pasan en grande. Desde la última semana de junio y todo el mes de julio de 2018 podrán disfrutar los niños de una inmersión lingüística de varios idiomas (inglés, francés y alemán) con profesores nativos. ¡Inscríbelos ya y aprovecha nuestros descuentos!

Más información el campus de verano: http://www.centroformacionelite.com/summer-school/